Ventajas del suelo radiante

El grado de confort que nos permite alcanzar el sistema de suelo radiante es el que más se asemeja a nuestras necesidades reales. Este sistema de calefacción es el único que nos permite eliminar las bolsas de aire con temperaturas extremas, que pueden estar compuestas de aire caliente o frío. También minimizan la presencia de corrientes de aire que contribuyen a reducir la sensación de bienestar en la estancia. Este tipo de instalación ofrece muchas ventajas en los inmuebles en los que se utiliza, pero además el precio de la instalación de suelo radiante es asequible. Sobre todo, si tenemos en cuenta el importante ahorro energético que conseguiremos mediante su utilización.

  • Como punto inicial, conviene señalar que el sistema de suelo radiante también se puede usar para enfriar las estancias del inmueble en verano. Estos sistemas han evolucionado notablemente, el uso de termostatos nos permite programar la temperatura a la que queremos estar, factor que posibilita refrescar las habitaciones ante el calor excesivo.
  • El suelo radiante nos permite ahorrar espacio, mediante el uso de este sistema de calefacción evitamos tener elementos como los radiadores que ocupan cierto espacio. Además el sistema queda oculto bajo el suelo, no se ve, lo que nos permite ganar en estética.
  • Su uso supone una reducción notable del consumo energético, lo que nos permite ahorrar en la cuantía de nuestras facturas, al mismo tiempo que ser respetuosos con el medio ambiente. Con la reducción de este tipo de consumo estamos contribuyendo a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera.
  • El confort que se alcanza con el suelo radiante es óptimo. Estamos hablando del único sistema de calefacción que nos permite calentar toda la estancia homogéneamente, es decir por igual.
  • Se trata de un sistema ecológico, además de la reducción de consumo, se trata de un método adecuado para combinar con otros sistemas de energía renovables como las placas solares o la energía geotérmica. Apostando por este tipo de sistemas de climatización, estamos reduciendo el consumo de combustibles fósiles.
  • El sistema de suelo radiante  reduce considerablemente el grado de humedad ambiental en las estancias donde se instala. De este modo, se minimizan los problemas de salud por alergias, la reducción de la humedad posibilita que se evite la presencia de ácaros en estas estancias. También se reduce la presencia de polvo en el inmueble, ya que no se trata de un sistema que mantenga el aire en movimiento.

En SCP Air Master conocemos de primera mano la satisfacción de los usuarios que se decantan por este tipo de sistema, además el precio de la instalación de suelo radiante es rentable. Más si cabe, si tenemos en cuenta las numerosas ventajas que presenta.