¿Qué es la termografía?

Actualmente, estamos viviendo un crecimiento exponencial en cuanto a la instalación de suelo radiante en Madrid. No es de extrañar, pues este sistema de calefacción permite obtener un calor más homogéneo, de forma segura. Estos sistemas se instalan de forma adecuada y conllevan una instalación de algún material aislante para que no se produzca ninguna fuga térmica, de modo que el calor inunde el inmueble. En cualquier caso, el paso del tiempo puede deteriorar las tuberías que van bajo el suelo. También podemos encontrar sistemas de suelo radiante antiguos, que ya no permiten obtener el rendimiento esperado de estas instalaciones.

Para asegurarnos de que el sistema de calefacción por suelo radiante se ha colocado de forma adecuada o que el mismo funciona correctamente existe un sistema de infrarrojos que nos permite conocer el estado de la instalación o si se produce alguna fuga térmica. Evidentemente, un sistema de suelo radiante en Madrid, es completamente invisible. La instalación se desarrolla bajo el suelo y sería imposible levantar el mismo cada vez que necesitamos revisar la instalación de este sistema de calefacción. Por ello, la opción más adecuada son unas cámaras de infrarrojos que nos permite conocer la información termográfica de la instalación. Entre otras cuestiones, esta tecnología nos permite conocer información relacionada con la temperatura superficial del suelo, factor relevante para determinar el grado de eficiencia del sistema instalado.

Las imágenes obtenidas por estas cámaras realizan una especie de radiografía de unos espacios determinados, sobre los que podremos conocer las condiciones térmicas ante una representación de colores. Las zonas más calientes aparecerán en tonos rojizos, las temperaturas intermedias en amarillo y las zonas frías en tonos azulados o violáceos. En cualquier caso, nos aportarán información más detallada sobre las temperaturas a las que trabaja la instalación, al contar con un diagrama de perfil de temperaturas.

En SCP Air Master otorgamos gran relevancia al diagnóstico térmico, ya que nos proporciona información detallada sobre las temperaturas a las que se encuentran las bobinas del sistema de calefacción. De este modo, podemos conocer si existen diferencias térmicas en el suelo. Mediante la termografía podemos conocer el estado de las conexiones de alimentación y de retorno. Por ejemplo, si aparecen en el análisis diferencias importantes en las temperaturas de las conexiones de retorno seguramente estaremos ante una avería en el sistema.