Este verano suelo radiante refrescante

Cuando piensas en suelo radiante, inevitablemente, se te viene a la cabeza el frío invierno y el calor que desprende este tipo de pavimentos. Pero, lo cierto es que este sistema de climatización también puede refrescar las estancias de tu casa durante los meses de calor estival. Como expertos en la instalación de suelos radiantes en Madrid sabemos que una de las dudas más frecuentes, que suelen tener nuestros clientes, es cómo pueden refrescar su hogar mediante estos sistemas. La respuesta es muy sencilla, para combatir el calor veraniego por los circuitos que se sitúan debajo de los suelos circula agua fría en lugar de caliente. El efecto es el mismo al de la calefacción, pero a la inversa, se consigue una adecuada refrigeración del ambiente.

La utilización de los suelos radiantes refrescantes es una opción mucho más saludable para las personas que el aire acondicionado, ya  que este último sistema puede desencadenar irritación de garganta o resfriados. Pero los beneficios de este sistema de climatización van mucho más allá, como sucede con el uso de la calefacción por suelo radiante, el sistema refrescante es más eficiente que otros métodos de refrigeración.

En SCP Air Master te contamos por qué puedes ahorrar en tus facturas con el uso de suelos radiantes refrescantes. La explicación es muy sencilla, si queremos alcanzar una temperatura interior determinada y el aire acondicionado se focaliza en una zona concreta de la estancia, es evidente que tendrá que trabajar a una temperatura mucho más baja para conseguir alcanzar los grados especificados en el termostato. Mientras que un sistema de refrigeración trabaja a 7 grados centígrados para conseguir una sensación térmica agradable cuando hace mucho calor, el sistema de conductos radiantes puede funcionar a una temperatura de 18º C.

Evidentemente, estamos hablando de un consumo energético mucho más respetuoso con el medio ambiente y un ahorro considerable, que puede rozar en torno al 30%. Otra cuestión importante a la hora de elegir el suelo radiante como sistema de climatización es: qué sensación se genera en verano cuando lo usamos para refrescar. Podemos decir que es similar a lo que sentimos cuando entramos en un catedral, construida con grandes piedras, o a una cueva.