¿Qué mantenimiento necesita un aparato de aire acondicionado?

Con el calor del verano nuestros aparatos de aire acondicionado funcionan a pleno rendimiento para que las altas temperaturas nos den una tregua y podamos descansar. Las tareas de mantenimiento de estos artilugios no deben tomarse a broma. Según una investigación reciente, los aparatos de climatización que no han sido revisados pueden contribuir a desencadenar la aparición de enfermedades respiratorias. Pero, además, prescindir de las revisiones necesarias de la aparatología de climatización puede originar otros problemas como un mal funcionamiento general, un consumo de energía excesivo o su deterioro. Como instaladores de aire acondicionado barato en Madrid te contamos que los filtros que llevan deben revisarse y cambiarse cada año. El objetivo es que en el depósito de agua no se desarrollen microorganismos que puedan resultar nocivos para la salud.

Una de las consecuencias más graves de no contar con un sistema de refrigeración en buen estado es la aparición de legionela. Una bacteria que puede provocar enfermedades e, incluso, la muerte de las personas afectadas. Estos gérmenes se desarrollan en los depósitos de agua del aire acondicionado. Obviamente, el uso de un sistema de refrigeración no provoca afecciones pulmonares o enfermedades, sino que es la ausencia de revisiones y mantenimiento lo que origina la aparición de microorganismos que no traen nada bueno.

La legionella no es el único problema que puede surgir ante un aparato de aire acondicionado en mal estado, sin las tareas de mantenimiento adecuadas pueden aparecer otros tipos de microorganismos como hongos, virus, etc.

En SCP Air Master te contamos cuáles son los principales trabajos de mantenimiento para un sistema de refrigeración:

  1. Los filtros deben estar limpios y deben cambiarse cada cierto tiempo. La suciedad en esta parte del aparato provoca una reducción del aire en circulación, lo que produce un mal funcionamiento del sistema.
  2. Los ventiladores exteriores también deben estar limpios, en estas partes se suele acumular mucha suciedad que dificulta la expulsión del aire caliente fuera del inmueble.
  3. Debe comprobarse que el nivel de gas refrigerante es el adecuado, como ocurre con el sistema de climatización del coche, estos sistemas de aire acondicionado tienden a perder la carga de gas que utilizan para refrigerar las estancias.
  4. Finalmente, habrá que comprobar el funcionamiento eléctrico del aparato, que todo está correcto y funciona de forma adecuada. Sobre todo, después de un largo período de inactividad.

Si necesitas echarle un ojo a tu sistema de climatización no dudes en contactar con un servicio profesional de aire acondicionado en Madrid. Este verano refréscate sin poner en riesgo tu salud.