¿Qué es la energía radiante?

Cuando existe una diferencia de temperatura entre dos superficies en contacto, la temperatura entre ambas tiende a igualarse. En este sentido, podemos establecer que la energía radiante viaja por un espacio determinado y solamente se transforma en calor cuando se produce un contacto con una superficie más fría. Nuestro confort térmico personal dependerá tanto del traslado de calor radiante como de la temperatura del aire. Desde nuestro servicio de colocación de suelo radiante en Madrid sabemos que este tipo de energía es muy adecuada para los sistemas de calefacción en viviendas y espacios de trabajo.

Este sistema de calefacción nos permite controlar tanto la temperatura aérea como la energía radiante, por ello se constituye como el método más eficaz para conseguir unas condiciones térmicas adecuadas, reduciendo al mismo tiempo el consumo energético por el uso de calefacción. Este sistema se diferencia principalmente de otros métodos convencionales en su localización y es que se sitúa en el suelo. Desde SCP Air Master te contamos cómo funciona el suelo radiante y en qué medida contribuye a mejorar el bienestar de las zonas en las que se coloca.

Este sistema de calefacción funciona mediante la instalación de tubos de polietileno de alta densidad por el suelo. Para fijar los tubos, evitando que se muevan, se coloca una capa de aislamiento térmico de polietileno expandido. Elemento que, además, favorece que el traslado de calor se produzca hacia la parte superior del suelo y no hacia la inferior. Las personas estamos en contacto con el suelo, por lo que recibimos la radiación de este sistema de calefacción. Además, el aire caliente tiende a subir, por lo que el calentamiento del espacio aéreo nos generará mayor sensación de bienestar térmico en la estancia.

Finalmente, podremos gestionar la temperatura de nuestro suelo radiante en Madrid, a través de un termostato que nos permita variar la situación térmica de la estancia. El sistema de suelo radiante permite la instalación de estos aparatos para programar la temperatura en cada estancia o habitación, por lo que si deseamos incrementar o bajar la temperatura del lugar en el que nos encontramos no afectará al resto de estancias del inmueble.