Cómo preparar tu hogar para el frío

Es más que evidente que el frío ya ha hecho acto de aparición y que las personas que han apostado por el suelo radiante en Madrid para sus hogares llevarán mucho mejor las bajas temperaturas de esta estación del año. ¿Qué más cosas podemos hacer para que nuestras casas estén preparadas para el frío?

Lo primero es tener clara la temperatura óptima recomendada. En el hogar, esta ha de oscilar entre los 21 y los 23 grados en invierno. Es la manera de disfrutar del llamado confort térmico y de no malgastar energía. Por supuesto, para esto último hemos de contar con un buen aislamiento térmico en ventanas y puertas. También los espacios por donde pasan las tuberías, los enchufes eléctricos y cualquier otro lugar donde la pared esté perforada. Ten en cuenta que, por cada grado que bajemos el termostato, el ahorro puede ser de entre un 7% y un 8%.

Es aconsejable que ventilemos las estancias de la casa todas las mañanas para renovar el aire. Después ya podremos volver a encender la bomba de calor. Por descontado, los equipos de Air Master requieren de unas revisiones periódicas para comprobar que todo funcione correctamente y evitar imprevistos. Por ejemplo, en el caso de la bomba de calor hemos de acometer su limpieza cada cierto tiempo para mejorar su eficiencia. Se miran aspectos como los quemadores, los sensores y se reemplaza el filtro si es preciso.

Otra pauta para optimizar el uso de energía es aprovechar al máximo el calor natural manteniendo las cortinas y las persianas abiertas siempre que sea posible. Siempre serán mejores las telas más finas y de colores claros que las cortinas gruesas y de color oscuro. Si hay alguna habitación de la casa en la que no enciendas los radiadores, cierra la puerta para concentrar el calor en el resto. Algo que no es necesario si te decantas por una instalación de suelo radiante en Madrid.

También tienes que hacer todo lo posible por evitar fugas de aire en el hogar. Se trata de aislar la vivienda con burletes de goma o caucho en puertas y ventanas para evitar las corrientes de aire frío.