3 de cada 4 redes de climatización en España utilizan ya biomasa

Está claro que la preocupación energética está en aumento. Los consumidores quieren recurrir cada vez más a menudo a sistemas que les permitan dos grandes ventajas: ahorro de dinero y mejora del medioambiente. Por eso la noticia que traemos hoy a nuestro blog y que ha publicado este mes la Asociación de Empresas de Redes de Calor y Frío (Adhac). Por tanto, aquellos que optan por soluciones específicas como el suelo radiante en Madrid por biomasa son cada vez más.

Biomasa como opción preferida para la calefacción en el hogar

La biomasa como energía para calentar espacios se utiliza en 391 redes de climatización. El resto de energías tienen un papel secundario, al menos a la vista de los datos presentados por AERCF. En ese sentido, las cifras se muestran entre paréntesis: el gas (65), la electricidad (17) y el gasoil (13).

Cabe señalar que si bien la biomasa es la más utilizada, el resto de las energías tienen de media mayor potencia instalada. Esto se produce porque la biomasa abastece casi al 100% redes de calor, y las otras energías se utilizan en redes mixtas de frío-calor. En el caso del suelo radiante en Madrid en términos de ahorro de energía y mejora de emisiones, es la fuente energética preferida.

4.400 edificios conectados y ahorrando 224.000 toneladas de CO2

Otros de los titulares del estudio recién publicado son igual de llamativos que el primero de esta noticia. Sin duda, el ahorro para el medioambiente es importante y considerando que solo tenemos un planeta, y que con la biomasa también ahorra el bolsillo, los consumidores lo tienen cada vez más claro.

En nuestra empresa somos expertos en soluciones en calefacción personalizadas en las que se incluyen las energías renovables. Si quieres que evaluemos tu caso sin compromiso, contáctanos ahora. Estaremos encantados de atenderte e intentaremos ayudarte a encontrar el sistema que mejor se ajuste a tus necesidades pensando siempre en el ahorro de dinero y en la mejora del medioambiente.